Avisos
Vaciar todo

"La migración en el discurso público y su utilización como herramienta electoral: ¿Existe un vínculo entre el alza de la migración y la criminalidad? ¿Cuáles son los riesgos de las políticas antiinmigración?"


ChumiSJ
(@chumisj)
New Member
Registrado: hace 1 año
Respuestas: 1
Topic starter  

Hace poco más de un mes coincidieron 4 estudios sobre migración y seguridad en Chile. Dos de ellos fueron publicados desde el exterior (uno con investigadores del BID, otro del Migration Policy Center) y dos desde Chile (del CEP y del SJM). Los cuatro fueron categóricos en señalar que no había habido correlación entre aumento de migración y aumento de delincuencia. Es más, las tasas habían disminuido los últimos años. ¿Por qué entonces la percepción ciudadana del vínculo? No es por los actos de las personas migrantes, quizás más bien es por lo dicho por algunos políticos y medios de comunicación. Esto, lamentablemente no es algo que ocurra en Chile, sino también en otros lugares del mundo. Se asocia migración como una amenaza, un peligro, delincuencia.

Te animaría a pensar a qué asocias la migración y al mismo tiempo a reflexionar sobre qué sentimientos te generan personas concretas que conoces. ¿Tengo sentimientos similares entre la migración (en abstracto) y las personas migrantes que conozco (en concreto)? Cuáles son las primeras palabras que asocio a migración? ¿Cuáles las que asocio a mis amistades migrantes? 

En lo público (ámbito político y medios de comunicación), es más común escuchar sobre la migración y sus peligros. En lo privado (la propia experiencia) en general tenemos buenas impresiones. ¿Te has fijado que cuando hay un hecho negativo se menciona la nacionalidad de la persona que lo comete sólo si es extranjero o extranjera? ¿Has visto que se personalice con el gentilicio del propio país a un delincuente? En general se hace cuando es extranjero. ¿Alguien comete algún delito "por su nacionalidad"? Claramente no. ¿Por qué entonces es una variable importante a comunicar? Puede parecer obvio este ejemplo para quienes lean esto, pero también puede darse por una buena intención. A veces nombramos la nacionalidad de la persona al presentarlo o como algo importante. No se trata de negar de dónde venimos, sino de darnos cuenta si eso mismo lo hacemos con alguien de nuestra propia nacionalidad. Tenemos nombre, cualidades, defectos, características físicas, pero pareciera que las personas migrantes sólo tienen nacionalidad. Resaltemos la humanidad y lo que nos hace semejantes. No se trata de negar, sino de ampliar la mirada.

Te animo a pensar en las características que resaltas ante la migración y ante personas migrantes concretas. En mirar las palabras que pensamos primeramente al escuchar "migración", "migrantes". Pensar cuáles serán las primeras palabras que tiene una persona migrante al llegar al país. ¿Trabajo, abrazar a mi hija, sobrevivir, esperanza,...? ¿Qué decimos nosotrxs, qué dicen ellxs? No se trata de ellos o nosotros, sino que de todos. Aprendamos de cómo miramos, cómo hablamos. Eso nos dirá si pensamos políticas antimigración ¿o lo que hay detrás es resguardarme de mis miedos?


Citar
Compartir: